Verdades y mentiras sobre las baterías

 

 

A lo largo de los años hemos oído lo que debemos y no debemos hacer con la batería de nuestros móviles; pero, ¿qué tiene de cierto todo esto?

Muchos mitos y rumores sobre como ayudar a la vida útil de los teléfonos, pero no todos ellos son ciertos, y ahora te vamos a contar cuales no lo son, a la vez que te damos algún consejo para que la vida de tu móvil sea lo más duradera posible.

“Descarga la batería por completo la primera vez”

Esta frase no es enteramente falsa, al menos hasta hace unos años. Sí que era recomendable para las baterías de Níquel (NiCd) por su llamado “efecto memoria”, lo cual hace que la capacidad de las baterías se vea reducidas con cargas incompletas.

Pero hoy día, estas baterías ya no se usan; para el caso de las actuales, de polímero de litio (LiPo), por razones de seguridad, no deben descargarse por debajo de cierto voltaje, unos 3,7 voltios aproximadamente por celda. No es recomendable por tanto que estas baterías lleguen a cero, deberían cargarse cuando se encuentren en torno al 20%, 15%.

“La primera carga que sea de unas 12 horas”

Esto es algo también heredado de las baterías de Níquel, que no se cumple en las nuevas baterías de litio, lo que se recomendaba era dejarla cargar mucho tiempo para que la batería alcanzara su máximo rendimiento.

En los nuevos dispositivos, con las baterías de litio, no se debe hacer; ya que ofrecen su máximo rendimiento desde el primer día.

“No lo quites hasta que no esté completamente cargado”

No hace falta cargarlo por completo; la cantidad de carga no afecta a su rendimiento, ni a que porcentaje empecemos a cargar. Es hasta recomendable hacer alguna carga fuera de nuestra rutina, como podría ser del 40% al 80%.

“No cargues el móvil toda la noche”

Efectivamente, no deberías cargar el móvil toda la noche, sobre todo si tu cargador tiene carga rápida. Sí que es verdad que los dispositivos inteligentes cuentan con una función de protección que al llegar al 100% desconecta el proceso de carga, pero esto también puede afectar al rendimiento de nuestra batería, ya que al bajar del 100%, el proceso de carga volverá a iniciarse, lo que hará que empiece un proceso de carga y descarga que deteriorará nuestra batería.

“Cualquier cargador vale”

Teniendo en cuanta el reciente uso de cargadores rápidas, hay que tener cuidado con esto, ya que dependiendo del modelo de nuestro dispositivo, es posible que éste no esté preparado para estas tecnologías.

Lo recomendable es usar el cargador proporcionado por el fabricante, o al menos, uno con las mismas características, con el mismo voltaje a ser posible, y un ampejare al nuestro lo más cercano posible.


Desde Informática Padilla esperamos que estos consejos te ayuden en el cuidado de tu batería, y recuerda que si tiene algún problema puede venir a visitarnos sin compromiso.

Estamos en Zaragoza, en la Calle San Vicente Paúl, 10; así como en las redes sociales Twitter, Facebook; y en nuestra página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *